Menús

Menú diario en un Restaurante, Taberna o Bar.
Después de haber visto los artículos referentes al diseño de nuestra carta y como elaborar nuestra carta (las carnes en la carta), ahora vamos a hablar de un apartado muy importante dentro de nuestra oferta, que no es otra cosa que nuestro Menú diario.



El menú diario en nuestro local es uno de los problemas más importantes en este tipo de negocios; debido a su escasa rentabilidad y a su elevada inversión en horas de trabajo.
Dentro de mi experiencia esta modalidad es, la que más quebraderos de cabeza y problemas importantes me ha causado. 
Esta opción realmente es un auténtico dilema ya que, si no se ofrece menú  nos encontraremos con frecuentes quejas de clientes y su lógico enfado.  La mayoría probablemente  no volverán. Por tanto ahí ya vamos a tener una pérdida de comensales debido a la poca oferta y mala imagen (para estos clientes evidentemente). Esto hay que evitarlo  pero con condiciones, como ahora veremos.

Lo primero que hay que dejar claro es que es imperativo ofrecer menú, no hay más remedio, por muy poco que nos guste.



Se puede encargar un diseño gráfico profesional y en el centro escribir el menú. Así mismo la estructura y el tipo de letra que debe tener.).

Ahora vamos a hablar sobre el tipo de menú a presentar. El 90% de los negocios ofrecen un menú compuesto por numerosos platos a elegir, dentro de los entrantes, primeros, segundos y postres. Lo vemos en la primera imagen de un menú en letras blancas y fondo negro. En nuestro modelo de negocio vamos a desechar completamente este sistema. 

Nuestra propuesta en el libro es la siguiente: Menú Diario Único. Esto también es innegociable. Desde luego muchos clientes no estarán nada satisfechos con que ofrezcamos un sólo plato y probablemente perderemos algunos comensales, pero en nuestro restaurante no se podrá decir que no se ofrece Menú. 
¿Como poder compensar esta escasa oferta?. Muy sencillo, en la calidad de las viandas. Como todos sabemos, un menú de 9,50€ en el que se proponen muchos platos a elegir de cada grupo, lo más que aspirará es a una correcta calidad y sabor, nada más, ¡es un menú!. 
En nuestro negocio vamos a ofrecer un plato único cada día, de alta degustación, presentación y calidad en los ingredientes. No importa que no ganemos dinero durante el primer año. Nuestra meta será la de conseguir amortizar todos los costes de su elaboración, (directos e indirectos: estudio de escandallos). Pero con esto obtendremos numerosas ventajas: 
1. Menor necesidad de personal al disminuir la cantidad de servicios por menú: de 13 platos a 4.
2. Reducción en organización de la cocina, logística y compra a proveedores.
3. Disminución eficaz del riesgo de menús no consumidos.
4.Tendremos clientes asiduos en nuestro local y no se contagiará de la "Enfermedad del Restaurante Vacío"
Además de ello, el restaurante, bar, taberna o cafetería será visitado y conocido por  más comensales y segundo, muchos de ellos podrán optar en vez del menú, por la carta, con el consiguiente negocio y rentabilidad para nosotros. 

El restaurante será conocido por sus magníficos y económicos menús. 
              ¡QUE MENÚ OFRECE ENTRECOTTE DE TERNERA GALLEGA POR 9,50€!

Veamos dos alternativas de menús.


Como comprobamos en las dos propuestas los menús son del nivel de lo que se ofrece en una carta. Es decir lo mejor de lo mejor. Las únicas excepciones están en los postres que son introducidos mediante una estrategia de nuestra carta y que veremos en un futuro artículo llamado los Postres en la Carta. Su filosofía y concepto empresarial o de negocio es el mismo que aplicamos en el resto de la carta y que ya hemos visto en el artículo las Carnes en la Carta. Por esta razón observamos que todos los platos tienen una sencilla elaboración, utilizando para los segundos la plancha. Recordemos de nuevo lo que decíamos, ¡NO A LOS PLATOS DE HORNO, OLLA O PUCHERO!.

La hoja del Menú en nuestra carta irá en una separata al final de la misma. De esta forma forzaremos al comensal a leer todas nuestras sugerencias por si desea optar finalmente por la carta y no por el menú.


Otras propuestas de segundos platos pueden ser, Paella de Perdiz y Setas, Dorada a la Espalda, Paella de Marisco, si de Marisco, no importa. Lo primordial es atraer clientes y amortizar los gastos del menú. Ganar dinero con el menú vendrá después del primer año. Entonces podremos ir bajando el listón de los productos más caros, incluir más platos alternativos e ir generando beneficios.

Pueden adquirir este libro del autor en:
     Amazon.com Formato Papel                                    
     CasadelLibro Formato ePub                              
                                                                                         

2 comments:

  1. Muy interesante, José María, se agradece mucho que compartas tus experiencias de una manera tan eficiente, estas cosas que tú cuentas se aprenden tras mucho trabajo, y no hay nada mejor que escuchar al que sabe.
    Sé que a veces uno puede sentir que grita al vacío, pero sigo tu blog con auténtica curiosidad y estoy aprendiendo mucho con tus artículos, y espero con ansia que llegue el siguiente.
    Muchas gracias
    Elena

    ReplyDelete
  2. Gracias Elena por tus ánimos. Cualquier cosa que necesites no dudes en decírmelo e intentaré ayudarte y aconsejarte. Un saludo Jose Maria

    ReplyDelete