Empresas Exitosas

Los Tres Pilares del Éxito de un Restaurante: Orden, Limpieza y Calidad.

Imaginemos una estructura que deba soportar un gran peso y que por ello necesita de una gran estabilidad y duración en el tiempo. El mejor diseño calculado esta demostrado que es el trípode. Tres puntos de apoyo generan un equilibro perfecto, no así, cuatro o dos. Todos hemos comprobado cuanto fallan las mesas de cuatro patas, siempre cojean.

Lo mismo ocurrirá con nuestra empresa. Necesitamos de una estructura estable que soporte todo el peso del negocio, que le de confianza y fiabilidad. De este estudio nacen en la mayoría de las empresas innovadoras, con buena organización y planteamientos y estrategias de futuro, los tres pilares básicos en los que se debe sustentar el éxito: Orden, limpieza y calidad.

En el libro analizamos nuestro establecimiento por áreas:

Barra
No a todos los restaurantes es aplicable este espacio ya que no lo disponen, hablamos de Restaurantes de sólo comidas y cenas. En nuestro caso si que es aplicable, como ya hablamos en el artículo sobre que tipo de negocio vamos a abrir y el ofrecimiento a los clientes del máximo tiempo de apertura en el horario. A su vez, evidentemente será válido para tabernas, bares y cafeterías.

Empezaremos a realizar una crítica sobre la situación actual y como debemos corregirla. Es  cierto que existen muchísimos negocios hosteleros que si cumplen los tres pilares básicos: orden, limpieza y calidad, pero desgraciadamente y en la mayoría de ellos, estos tres cumplimientos van unidos a ALTOS PRECIOS. Son los negocios ¨llamados¨de alto nivel y lujo???

Lo que personalmente quiero resaltar es que el orden, la limpieza y la calidad, ¡NO ESTÁN REÑIDOS! con la moderación de precios en nuestra carta, incluso con precios económicos y populares. No puede relacionarse una cosa con la otra, como aplican la mayoría de estas empresas de hostelería que incrementan los precios enormemente al ofrecer estos tres pilares.

El orden, la limpieza y la calidad cuestan menos dinero, que el desorden, la suciedad y malos productos o alimentos poco frescos.


                                Barra y Mostrador en un Restaurante, un completo desastre.                    

Es el área más expuesta al cliente. En nuestro país la mayoría de los restaurantes, bares o cafeterías tienen las barras desordenadas y sobre todo llenas de objetos inútiles y absurdos. Concienciémonos, la barra no es un almacén, es el espacio de comunicación con el cliente, es el elemento que presentamos a los comensales y debe estar perfectamente ordenado.

De como organizarla hablamos en el libro.



Otro ejemplo de los que no debemos hacer. Nuestra barra y mostrador no es un trastero.
No puede ser el lugar de nuestros recuerdos, aficiones y familia.
                      ¡ES NUESTRA EMPRESA!


      
El fútbol en nuestro negocio. Nuestro restaurante, bar o cafetería es un lugar en el 
que se sirven comidas y bebidas, NO ES UN CLUB.


En el interior del libro y dentro del capítulo: Orden, Limpieza y Calidad, pueden comprobar como esta organizada la barra de mi Restaurante.

Cocina
Otro espacio primordial. Si bien en este caso, no se presenta al cliente, aún es más importante si cabe que el primero. 
Realizamos un listado de las necesidades en una cocina profesional:
- Acerca del mobiliario y los cumplimientos para obtener la licencia de actividad o destinadas a pasar  las    inspecciones habituales de sanidad.

- Explicación del orden, en cada fase de comidas, es decir, desayunos, almuerzos, comidas, meriendas y cenas.

- Primordial es a su vez, practicar en ¨Mise en place¨ (MEP).

- En una cocina desordenada perderemos mucho tiempo buscando las cosas y corriendo el riesgo de sufrir accidentes, debido a la presentación anárquica de equipos y utensilios peligrosos, como cuchillos, cortadoras, freidoras, aparatos conectados a la corriente y un largo etcétera.



                            Cocina Restaurante Mugaritz. Rozando la perfección.


Sala
- Volvemos a incidir en la situación de este tipo de negocios en nuestro país; en la sala del restaurante es costumbre acumular cajas de cascos de botellas vacíos, sillas apiladas de terrazas, grandes carteles de menús, cajas vacías de cartón... Todos estos objetos ofrecen un aspecto lamentable.
Es esa cultura del desorden tan arraigada entre los propietarios, que comentábamos antes y que ni siquiera son conscientes del problema; no perciben la pésima imagen que ofrecen a los clientes. 


Todo tiene solución. De como organizarla e incluso la creación de procedimientos que deben seguir todos los integrantes del equipo que conforman el negocio.

Ejemplos en:  La sala en mi Restaurante (libro).

          Pueden adquirir estos libros del autor en:
    
Amazon.com Formato Papel                                                          Amazon.es
CasadelLibro Formato ePub                                                    Librería Patagonia
                                                                                         

No comments:

Post a Comment