Postres Restaurante

Los Postres en la Carta.
Como vimos en el artículo Las Carnes en la Carta, donde hablábamos sobre que platos de carne debemos de incluir en nuestra Carta o Menú, ahora vamos a explicar lo mismo pero con los Postres.

Minimizar los trabajos, elaboraciones y costes en los platos.
Comparativa entre un Postre muy elaborado y 3 Propuestas de mi Restaurante.

Ya he hablado profusamente sobre el modelo de negocio que propongo en mi libro, basándose entre otros muchos temas, en la elaboración sencilla de nuestras recetas, pero con propuestas interesantes y atractivas para los comensales.

No es mi intención hacer una crítica de muchos restaurantes donde priman elaboraciones sofisticadas, recargadas e incluso barrocas. Creo que es muy importante las nuevas creaciones, la innovación y cocinados con nuevas técnicas. Pero la actual situación económica no permite los modelos de negocio en los que estas políticas de empresa tienen un alto riesgo.

En mi ciudad, Valencia, todos los restaurantes han perdido las estrellas Michelin que poseían. Es fácilmente entendible: ¿quien paga ahora por un menú 100 euros?.

Por otro lado, aunque si soy partidario de la innovación y creatividad; estoy en contra del excesivo ¨barroquismo¨ en los platos. No tiene sentido realizar recetas con ingredientes muy caros, exóticos o desconocidos por los comensales. Es absurdo, en mi opinión, que un postre tenga 8 o 10 ingredientes, no hay paladar que los distinga. Al cliente le trae sin cuidado si nuestra tarta tiene agua de azahar, levadura prensada, bizcocho de soletilla y azúcar de maracuyá con gel de lima. Lo que quiere es disfrutar de buenos postres, con muy buenos precios y en un lugar que disfrute y que lo recuerde para volver a visitarlo.

Podemos proponer a los visitantes postres sencillos sin necesidad de ¡COCCIONES ESPECIALES, HORNO O CAZUELAS!. Ya lo he repetido varias veces.

Tan solo con nuestra plancha y freidora se puede realizar recetas muy interesantes y sobre todo sencillas y rápidas. Vamos a ver tres ejemplos/propuesta.

Crema Catalana
    
No es necesario ni siquiera elaborarla. En muchos establecimientos venden frescas muy buenas cremas catalanas elaboradas ya, en cazuelitas de barro. Tan solo tendremos que añadir un poco de azúcar y quemarla con el soplete, para hacerla más casera. Adornar con rama de canela, corteza de limón o guinda rojas. ¡Así de sencillo!.

Crepes de Chocolate


He repetido la imagen como al principio del artículo, pero no importa. 
Se comercializan  (Makro) ya elaborados y congelados. Es un producto que utilizo, excelente. A la hora de servir, tan solo planchear congelado y decorar con sirope de chocolate, nata montada y/o guindas rojas. El comensal los comerá crujientes y el chocolate fundiéndose.

Torrijas

   
Plato muy casero y sabrosísimo. Tomar 2 o 3 rebanadas de pan algo duro y mojar en leche y huevo batido. Freír en aceite en la freidora y reposar sobre servilleta absorbente. Terminar con canela en polvo, azúcar. Decorar con rama de canela y una piel de limón y un rollito de carne de melocotón o caqui. 

Además de estas tres propuestas existen multitud de postres que se comercializan congelados en establecimientos para hostelería, excelentes. Por ejemplo, tarta al whisky, profiteroles de nata, profiteroles de chocolate, tarta al ron, etc... El secreto esta en realizar excelentes e imaginativas presentaciones servidas en innovadoras y bellas vajillas.

Receta de alta elaboración. Helado de Nata y Macedonia.

Ingredientes:
- Fresas, kiwis, plátano, piña, pera
- Helado de nata para corte            - Zumo de naranja
- Azúcar                           - Azúcar moreno
- Harina                            - Ralladura de naranja
- Mantequilla                    - Hojas de menta

Pasos a seguir:
- Preparar toda la fruta, cortándola en trozos medianos.
- Espolvorearla con el azúcar moreno y cocinarla en el horno 170º durante 45 minutos. 
- Con el jugo que suelten las frutas en el horno preparar un almíbar en un cazo.
- Mezclar la harina, mantequilla, el zumo de naranja, la ralladura de naranja. Dejar reposar media hora.
- Extender bien esta masa (fina) en un papel para hornear. Introducir en el horno a 170 grados durante 5 minutos. Sacar del horno y en caliente cortar en rectángulos del tamaño para realizar un helado llamado popularmente ¨Corte de helado¨.
- Cortar el helado de nata en raciones y tapar ambas caras con los trozos de la galleta realizada en el horno.
- Servir con las frutas. Regar el Corte de helado con el almíbar y decorar con las hojas de menta.

Como podemos observar, la comparativa es bien clara en cuanto al grado de elaboración y el tiempo que vamos a necesitar emplear en mis tres propuestas y el postre de alta elaboración.

  Pueden adquirir estos libros del autor en:
    Amazon.com Formato Papel                                       
   CasadelLibro Formato ePub                                             Librería Patagonia
                                                                                         


No comments:

Post a Comment