Camarero

El Camarero.

En este artículo no voy a hablar de las funciones del camarero, el tipo de vestimenta que ha de llevar o las propias responsabilidades, ya que para ello deberían realizarse los correspondientes estudios y  formaciones, tanto para el mismo camarero como para  sus responsables.

Lo que quiero describir y resaltar aquí es, en mi humilde opinión, el aspecto más importante y el más condicionante en cuanto a los índices de éxito del negocio y captación de clientes:

Relación y trato con los clientes.

Antes que nada, quiero resaltar mi más profundo respeto hacia este puesto de trabajo tan duro y sacrificado: El Camarero/a. Mi admiración y apoyo es totalPero esto no significa que no sea necesario:
1.  Mejorar y enriquecer nuestra formación.
2.  Realizar autocrítica.
 Estos fundamentos valen y se deberían aplicar a cualquier puesto de trabajo.

Vamos a estudiar los dos aspectos que deberán regir la comunicación con los comensales. El primero de ellos es el más básico y elemental y que debemos corregir inmediatamente y el segundo se trata de crear una serie de habilidades que nos aportarán un dominio de las relaciones sociales, para enriquecerlas y obtener una mayor  productividad.

1. Atención a los clientes.
Como casi siempre hago en varios de los artículos publicados sobre hostelería, empezaré por una crítica: ¿Cuántas veces hemos sentido, un trato inadecuado de algún camarero/a?, yo personalmente cientos de veces. Vamos a poner ejemplos en los que todos nos vamos a reconocer:


- Entrar en una cafetería, acudir a la barra y tener que esperar largos minutos para ser atendido. En este caso el camarero, nos esta observando, no tiene trabajo urgente, pero nos ignora por completo; se dedica a estar hablando con otros clientes, o a manejar o recolocar cosas que del todo, podrían esperar, pero es como un ¨vicio¨ adquirido, como una dejadez y desgana hacia los clientes. Esta actitud es un gravísimo error, prácticamente imperceptible por los responsables, pero muy dañino a la hora de satisfacer/captar a los clientes.

- De nuevo entramos en un restaurante o taberna y al dirigirnos al camarero, éste nos atiende de forma totalmente fría, distante y seria. ¿Qué produce esto en nosotros?: lo primero un desapego, también nos contagia esa frialdad y esa seriedad. Intentamos hacerle algún comentario, alguna broma, pero sus respuestas y actitudes no cambian. Resumiendo, no nos vamos a sentir a gusto, no aparece la calidez que siempre buscamos y, probablemente no volvamos a ese local a no ser que sea por necesidad. Esta es de nuevo una costumbre -por no llamarla de otro modo- muy extendida entre los camareros y/o propietarios que realizan funciones de camarero.

- Este caso es la actitud más extrema de la mencionada anteriormente pero,  por desgracia, muy frecuente y extendida en muchos locales de nuestro país. Cuando estamos entablando las conversaciones a la hora de solicitar como queremos nuestra bebida, aperitivo o comida,  sentimos y observamos el hartazgo, el hastío y el mal humor del camarero. Su impaciencia y desgana a la hora de servirnos nos produce un malestar importante. Nosotros como clientes queremos disfrutar del momento, salimos con los amigos o familiares a gastar dinero para relajarnos y ser felices y no para soportar a desmotivados y malhumorados trabajadores. Cualquier variación, deseo o sugerencia acerca de las propuestas que nos ofrece el camarero/a  son tomadas con mala cara y negatividad.

Lecciones a aprender:
- La formación de camareros en las relaciones con los clientes es prioritaria.
- Aprender a dejar los problemas personales cuando entramos a trabajar.
- Mentalización que el trato positivo hacia los clientes, es una inversión de futuro acerca del afianzamiento y fidelidad de los mismos.
- Contratación de empleados de carácter moderado, afable, alegre y abierto. (Muy importante en los resultados que vamos a obtener si solicitamos un currículum manuscrito, ya que con un simple vistazo por un grafólogo, nos puede indicar con una fiabilidad del 100% su carácter y potencialidad de problemas).
- Si observamos un comportamiento de este tipo que se de habitualmente en el camarero, avisar al mismo, una, dos o tres veces, si fuese necesario. Si persiste en su actitud, cambiar de trabajador.

2. Empatía.
 La empatía es una habilidad y destreza que se adquiere para mejorar la  comunicación interpersonal y el buen entendimiento entre dos personas.
 Esta gran virtud es la característica positiva de la mejora en nuestra personalidad. Es querer comprender en profundidad el mensaje del otro y establecer un diálogo positivo y lleno de paz. 
A través de ella se pueden valorar los sentimientos y necesidades de los demás, dando pie a la calidez emocional, el compromiso, el afecto y la sensibilidad.
Nuestra postura, mirada, tono de la voz, sonrisa fácil y frecuente, e incluso nuestros silencios y capacidad de escucha hacia el otro, pueden lograr una alegría y felicidad hacia el otro, impresionantes.
Cuando actuamos con empatía no significa estar de acuerdo con el otro. No implica dejar de lado tus propias convicciones y asumir como tuyas las de la otra persona. Incluso, se puede estar en completo desacuerdo con alguien, sin por ello dejar de ser empáticos y respetar su posición diferente. Siempre calzarse el zapato de los demás para entender su  punto de vista.
Nuestra actitud comprensiva y positiva debe adaptarse a cada situación y persona. Lo que vale para una puede que no sea adecuada para otra.
Con la habilidad de la empatía lograremos comunicarnos mucho mejor con los demás, mejorar nuestras relaciones de pareja, conseguir nuevas y rentables amistades y por supuesto mejorar enormemente el trato con los clientes.
Algunas faltas  de estos trabajadores y a su vez ejemplos de malas prácticas en la atención al cliente y otros asuntos podemos estudiarlas en un interesante artículo de la web: www.elconfidencial.com

Cursos Relaciones Sociales:

       Cursos de Empatía:
         www.emagister.com
         www.psicologiaintegral.es
         www.portalformativo.com


                                                               Amazon.com Formato Papel
                                                    CasadelLibro Formato ePub 

                                                  


No comments:

Post a Comment