Pequeños Empresarios

Apoyo al pequeño empresario hostelero.


Ya saben que me gusta empezar con una crítica constructiva. Ya lo he comentado con frecuencia  en varios de mis artículos.

Vamos a realizar un cálculo para comprender mi argumentación y como ejemplo nombraremos a la ciudad de Valencia (España). En ella existen aproximadamente unos 4.700 bares (entre restaurantes, tabernas, bistrós, cafeterías).

Cuando veo y leo tantas noticias sobre sólo una pequeña parte del sector de la hostelería (alta cocina o lucimiento del chef), me pregunto ¿cuando realizarán noticias PARA APOYAR A LOS HOSTELEROS? (autónomos o emprendedores) sin tantas pretensiones. Me refiero a pequeños empresarios que lo único que desean es que su negocio salga adelante, que se mantega y que se pueda llevar una vida digna para ellos y para sus familias. 
¿Cuantos están ligados a la alta cocina, cocina de Estrellas Michelín o Premios Chef  Millessime, Premios Nacional de Gastronomía, Madrid Fusión, Soles Repsol; en definitiva cocina o negocios que salen en periódicos, webs, revistas, libros y televisión?, ¿cuantos?, ¿200 de esos 4.700?. Es decir un 95% están fuera de todo este “circo”.

¿Que hacemos con el resto de los 4.500?, porque estos 4.500 son la VERDADERA REALIDAD. Son el gran grupo que genera la mayoría de puestos de trabajo. Además de los nuevos emprendedores, es a ellos a los que quiero siempre dirigirme e intentar aconsejarles y ayudarles.

La verdadera revolución es no hablar y publicitar siempre a los mismos, sino apoyar y promocionar a esos discretos 4.500 establecimientos, para que eleven su nivel de calidad, servicio, organización e instalaciones. Si este enorme volumen de hosteleros ascendiesen todos a una, a un listón superior, lograríamos multiplicar de forma exponencial los puestos de trabajo y los buenos resultados en caja. Ésta sería, repito, la más extraordinaria revolución.

¡Luchemos por negocios donde se sirva comida rica, sabrosa, divertida y correctamente presentada; pero sencilla y fácil de elaborar. Luchemos porque nuestras empresas sean rentables y duraderas!.

Se pueden hacer muchísimas cosas con todos nuestros magníficos productos, como los increíbles quesos, nuestros jamones, pasando por los aceites, carnes, pescados, vinos, conservas, tapas y un inmenso, etcétera.
Se puede innovar en la sencillez. Que mayor innovación que cuando se creo la Tortilla de Patatas. Con 2 ingredientes: huevos y patatas, se inventó uno de los platos más extraordinarios de la cocina mundial.

¡No, a la cocina hiperelaborada, supersofisticada, esnob, repipi y cursi!.
¡No, a la comida llena de “florecitas”!.
Sinceramente, estamos cansados de tantos "gelificados, deconstrucciones, esferificaciones y espumas (parecen siempre babas de caracol)".
¡¡Queremos comer!!


Jose María Cal, es Cocinero, Escritor y Diseñador Industrial.


                                                                Amazon.com Formato Papel                                       
                                                                CasadelLibro Formato ePub                               
         

No comments:

Post a Comment