Desayunos y Meriendas.

Potenciar los Desayunos y Meriendas en nuestro negocio hostelero.



La mayoría de los negocios que han apostado por esta fórmula se han creado diseñando un espacio de cafetería-panadería, donde se comercializa todo tipo de bollería, la fórmula del café o té y obviamente los derivados del pan.

En realidad la idea surgió –hace ya bastantes años desde las panaderías/pastelerías que vieron la posibilidad exitosa de ¿porqué no incluir servicios de café ya que disponían de bollería?. El resultado fue inmediato: una gran acogida.

Vamos a explicar un poco las razones. Como cada mañana los cientos de miles de clientes habituales de restaurantes, cafeterías, bares o tabernas de nuestras ciudades y pueblos, acudían a degustar su habitual café o té, y a lo sumo disponían (no más del 50% de los establecimientos) –sobre el mostrador de una pequeña selección de bollería: el consabido cruasán, ensaimada, cajas de donuts y magdalenas empaquetadas, nada más. Por el contrario, las panaderías-cafeterías han sabido potenciar los desayunos y meriendas (su especialidad), ofreciendo multitud de posibilidades de tipos de cafés o té, y una variadísima e irresistible oferta de bollería.

La falta de este tipo de productos en las barras es argumentada por sus propietarios al explicar que «hemos llegado a ofrecer bollería fresca pero no se consume, no se vende y hay que tirarla a la basura cada día». Justamente en esta expresión reside la clave o razón del fracaso: no se venden o consumen porque no hemos conseguido atraer a los clientes que lo hacen. Los clientes asiduos y aficionados al café y té con bollería acuden a los especialistas.

Como ya he razonado en varios de mis artículos, una de las fórmulas para rentabilizar al máximo nuestro negocio hostelero, es aprovechar toda la franja horaria del día.

Si dedicamos nuestros esfuerzos al almuerzo, comida o cena, ¿porqué no también al desayuno y merienda?. Los clientes que gustan de estos dos tipos de costumbres de ocio en bebida y comida, los estamos perdiendo.

Por tanto, vamos a potenciar al máximo estas especialidades que se dan afortunadamente en las tempraneras mañanas y en las tardes. Recordemos que existen legiones de seguidores más aficionados al dulce que al salado en relación a los refrigerios que ingieren éstos entre horas.

Por otro lado, todo el sobrante de bollería y tartas puede ser ofrecido como integrante de los postres cada día en nuestra carta.

Intentemos ser pequeños especialistas en cada costumbre culinaria (desayunos de café y bollería, almuerzos, comidas, meriendas  (el té/chocolate de la tarde acompañado de tartas caseras, espectaculares y deliciosas), cenas y coctelería. El presente y futuro en hostelería reside en la flexibilidad. 

                                         
                                  Tienda de especialidad en té                ©  www.oolongflowerpower.ie


                                            Jose María Cal es, Cocinero, Escritor y Diseñador Industrial.

                                                              Amazon.com Formato Papel                                       
                                                               CasadelLibro Formato ePub                               
         

No comments:

Post a Comment